domingo, 30 de noviembre de 2008

Hace 24 años

بسم اللة الرحمن الرحيم
Assalamu aleykum.
El 7 de noviembre de 1984, hace mas de 24 años, fue el dia de mi boda, no guardo de ese dia ninguna foto, ni anillo de bodas, ni vestido, ni ningún regalo.
Cuando me casé yo aún no era musulmana, nos casamos para hacer lícita nuestra relación, en el centro cultural islamico de Madrid, ya que entonces no habia mezquita. Ni siquiera podiamos vivir juntos, ya que no teniamos casa, yo vivia con mi madre y mi esposo con sus hermanos.
El único regalo que recibí el dia de mi boda, a la que ninguno de mis familiares quiso ir, fue este: un Coran.

Me lo regaló el sheij del centro cultural islamico que nos casó, uno grande para mi esposo, y este pequeñito, el mismo de la foto, me lo regaló a mi.
Mi marido me dijo que se lo diera, que yo no lo podia tener, que al no ser musulmana no lo podia tocar, pero yo me negué, era mi único regalo de boda, y el único que seguramente tendria nunca.
Lo guardé en mi habitación como si fuera un tesoro, todas las noches lo miraba, empecé a estudiar árabe para poder leerlo, sin decirle nada a mi esposo, sin que él supiera que estaba intentando leer el Coran, tenía miedo que él me regañara, ya que me prohibió tocarlo.
Cuando aprendí lo basico para leer árabe lo leía todas las noches, aunque no sabia aún lo que decía, me hipnotizaba su lectura y a veces lloraba sin saber porque.
Empecé a leer libros sobre el islam, sin decirle tampoco nada a mi marido al que veí solo los fines de semana durante un rato, seguiamos sin tener casa y sin poder vernos mucho.
Un buen dia tomé mi decisión, me bañe, me purifiqué, coji en mis manos el Corán e hice la sahada completamente sola y sin testigos y recé por primera vez. Habian pasado unos 4 o 5 meses de nuestra boda.
Luego me fui a casa de mi marido con el hiyab puesto, casi se cae de espaldas de la impresión, y por mas explicación yo le dije "ashadu an la ilaha illa Allah ua ashadu anna Muhammadan rasulu Allah." "No hay mas dios que Allah y Muhhamad es su profeta"

Esa fue mi conversión al islam. Todavia guardo ese Corán, ya esta muy viejito del uso, pero para mi es irremplazable, ni aunque me lo cambiaran por otro nuevo.
Hamdulilah que nos concedió la guia y el regalo del Islam.
Um Bilal

4 comentarios:

desert rose dijo...

mashallah, no sabia la historia de tu conversion al islam.
cada persona guarda una historia diferente de como Allah le ha mostrado el camino .
besis

Latifah dijo...

Salam Yasmin, tu ya me habias contado tu conversión y tu matrimonio,siempre me pareció una historia como muy pocas, de las cuales duran toda la vida, a veces para que hacer tanta cosa cuando luego todo termina.
Besitos y sigue contándonos mas cositas tuyas.
Latifah

Um Bilal dijo...

Banan. Latifah, gracias por vuestra amistad y vuestros comentarios

Turquesa dijo...

Ya lo había leído en otra ocasión... pero es como los "cuentos de mamá". Los oiría una y mil veces contados por ella.

Preciosa.

Hermosa.

Gracias por compartir, como siempre.